LA GRAN VÍA SIN COCHES

Este post hoy lo vamos a dedicar a la calle más importante de Majadahonda. Donde pasamos muchos majariegos con frecuencia, el corazón de Majadahonda. Concretamente, aquí vamos a hablar y a analizar cómo y lo que ha supuesto la peatonalización de la Gran Vía, que se produjo en dos etapas: la primera en 1998 (tramo Pza. Colón-Pza. Jardinillos) y luego en 2010 (tramo Pza. Colón-Rotonda del Telepizza).

Como suelo decir, vamos a situarnos cronológicamente. Hasta 1998, los coches pasaban por la Gran Vía de Majadahonda, también en su día hubo allí un carril bici. La Gran Vía, como era muy ancha, podía soportar dos carriles de vehículos y una acera en cada lado. Pero entonces dijeron (cosa que fue un gran acierto por parte del ayuntamiento) “si ya existe la Avenida de España (inaugurada años antes, como circunvalación entre la Carretera de las Rozas y las de Pozuelo y Boadilla), ¿por qué no peatonalizar la Gran Vía?”. Entonces, entre 1997 y 1998 se puso en marcha una de las obras más importantes realizadas en Majadahonda hasta el momento: la calle más emblemática de Majadahonda dejaría de soportar el peso del tráfico y pasaría a ser una calle ancha y tranquila para que los majariegos puedan pasear disfrutando.

Para el 98 ya estaba terminada la peatonalización. Esta obra no produjo la incomodidad del tráfico, ya que podían usar la Avenida de España, que era más ancha todavía y más cómoda. Así era la Gran Vía en una foto del año 91.

GRP

(c) Nomecalles (INE-CAM)

Donde sí estuvo la polémica fue doce años después, en 2010, cuando se terminó de peatonalizar la Gran Vía en el tramo Plaza Colón – Rotonda del Telepizza. Hasta ahí nada extraño. Lo que produjo la controversia fue que para acometer esta obra, se tuvo que “dividir Majadahonda en dos”. O sea, quitar la rotonda de la Plaza Colón, de forma que, por ejemplo, si quieres ir desde el multicines de El Zoco hasta el mercadillo de Las Erillas, tienes que meterte por la Rotonda del Telepizza y bajar hasta la Plaza de la Lealtad. Y, una vez allí, subir lo que has bajado hasta, por fin, estar en la “otra mitad de Majadahonda”. Antes, solo tenías que subir por Sta. Bárbara y, en la rotonda, ir por la calle de Santa Catalina.

Esto produjo muchísima controversia. Esta obra fue, por desgracia para algunos y por fortuna para otros, la obra que cambió la circulación de Majadahonda completamente. Así es la Gran Vía actualmente (bueno, actualmente no, porque es de 2011, pero entonces ya estaba terminada la polémica obra).

GRP1

La plaza Colón, al centro de la imagen, en la que se puede ver la división en el tráfico que ha provocado la peatonalización de la Plaza. (c) Nomecalles (INE-CAM)

Lo que sí está claro es que, tras el acierto de 1998, debían haber dejado así la Gran Vía, porque luego pasa lo que pasa. Pero bueno, a veces hay éxito y otras veces no. Y, en 2010, no hubo éxito. Esta obra, indiscutiblemente, era completamente innecesaria, extravagante. Sí bien la peatonalización de 1998 vino de perlas para el pueblo, la de 2010, hizo que viajar de una “mitad” a otra de Majadahonda se convierta en una aventura.

“LA MAJADAHONDA COLCHONERA”, EL PRÓXIMO VIERNES 3 DE OCTUBRE. SOLO EN POR QUÉ MAJADAHONDA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s