BÁÑATE SI PUEDES

Una de las cosas que más me gustan de Majadahonda es la cantidad de piscinas que tiene. En verano, cuando muchas veces no tienes nada que hacer, tirarse a una piscina (o a cualquier cosa que nos aleje de este calor despiadado) es la mejor solución. Y eso no es ningún problema en Majadahonda, donde alrededor del 85% de la gente tiene piscina en su casa. Bueno, lo cierto es que ese 85% es el de gente que vive en una urbanización o chalet (cosas que se han convertido en una plaga en Majadahonda, pero de eso ya hablaremos otro día), pero todos ellos tienen piscina privada. Es sorprendente que todas las urbanizaciones de Majadahonda tengan piscina: todas. Y los chalets, más de lo mismo. Un problema menos: podemos estar el verano entero en remojo.

El problema es la gente que ni vive en una urbanización ni vive en un chalet, y que no tiene piscina en su casa. Para esa gente, que, aun siendo una minoría, no dejan de ser 10.000 personas (calculo yo), le quedandos opciones: quedarse en casa (o acoplarse a alguna piscina privada) o ir a la piscina municipal, la de Huerta Vieja, con los gastos que eso conlleva. Si estás empadronado, entrar una vez cuesta 3,25€. Y si no lo estás, el doble. Para los niños y los jubilados cuesta algo menos, pero aún sigue siendo caro. Y digo caro, porque todo esto hay que multiplicarlo por el número de días que vayas a la piscina.

piscina-Huerta-Vieja.

La piscina municipal de Huerta Vieja. Es grande, pero sin pasarse. Fuente: laquincena.es

Para una familia típica y tópica (padre, madre, niño y niña) que quieran ir a la piscina tres veces por semana, algo que para otra gente es algo más que normal, les costaría 36€ por semana. ¿Ves ahora por qué es caro? Todo esto siempre y cuando vivas en Majadahonda: si no es así, te tocará pagar el doble. Si no me crees, he aquí la prueba.

36 euros cada semana por ir a la piscina es mucho, sobretodo cuando hablas de una piscina que va a estar llena de gente y que, siendo grande, tampoco es inmensa.

Como ves, el calor no es igual de soportable para todos: si no quieres pagar 36 pavos a la semana (que serían 432 si fueras todo el verano) la única opción que te queda es quedarte en casa. Majadahonda es un lugar muy caro, por eso la gente que no está a la altura, económicamente hablando, lo tiene muy difícil. Lo que está claro es que tener una piscina que, además de privada, es relativamente barata (sí, por los gastos de la comunidad) es un lujo. Un lujo que, afortunadamente, disfruta mucha gente en Majadahonda, pero que otra no. El post de hoy va por ellos.

«TOCANDO EL RECINTO FERIAL», EL VIERNES 2 DE SEPTIEMBRE. SOLO EN PQM.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s