TOCANDO EL RECINTO FERIAL

En julio inauguraron el parque Adolfo Suárez, que estaba en proyecto desde su muerte (la de Suárez). El parque en cuestión ocupa gran parte de lo que antes ocupaba el Recinto Ferial de Majadahonda. Más que otra cosa, lo que han hecho ha sido sustituir el cemento por una hierba muy mona (tanto que parece de mentira), unos caminos con curvas para que tenga más encanto, decenas de árboles y varios columpios. En una intento por que parezca un parque súpernatural lo han dejado muy moderno, que no está mal tampoco, con ese césped y esos caminos tan perfectos y nuevos.

Amigos amantes del botellón (una de las aficiones más populares de Majadahonda en fiestas) no os preocupéis: el Recinto Ferial sigue ahí. Más pequeño, pero sigue ahí. Seguirán el circo, la feria (con la mítica Cárcel) y las litronas, pero van a tener menos espacio.

Yo me pregunto, ¿tanto espacio sobraba en el Recinto Ferial para que cupiera un parque? La verdad es que sí y no. Sí, porque la feria ocupa mucho menos que el recinto (de hecho, no han tocado el sitio donde la feria se pone todos los años), y no, porque donde está el nuevo parque es donde antes se ponía siempre el circo cuando llegaba a Majadahonda. Así que lo que van a tener que hacer es evitar que feria y circo convivan, porque si no, no va a haber mucho hueco.

Captura

Me alegro de que la feria no la hayan tocado en absoluto porque, con todo, es algo con muchísimo éxito en Majadahonda, un sitio donde pasarlo en grande durante las fiestas que, por cierto, son en muy pocos días (ya hablaremos de ellas en POR QUÉ MAJADAHONDA). Es verdad que no deja de ser la típica feria de pueblo, pero tiene a “La Cárcel”, que es la famosísima (yo creo que la más de toda la feria) atracción que tiene a decenas de chavales haciendo cola para subirse en una gran jaula con barrotes que empieza a subir y a bajar. Cosas que aunque no sepamos decir por qué, son divertidas.

photo28

La feria en 2007, con “La Cárcel” al fondo. Fuente: laferiasite.com

Han tocado el recinto ferial, pero no la feria: la feria no se toca. Igual que aquello de “Colón no se toca”, cuando reformaron el parque Colón, que decían los que se oponían a la obra. Cada ciudad tiene sus lugares emblemáticos: la feria es uno de esos lugares para Majadahonda. Donde puedes encontrar diversión, risas, pero sobretodo, gente. Eso durante los tres o cuatro días que dura la feria se llena de gente: desde niños pequeños (que tienen sus atracciones: castillos hinchables, trenes del terror, coches de choque…) hasta chavales (y no tan chavales) que hacen disparar las ventas de hielo y botellas en el chino cercano de turno. Yo sé de casos en los que la policía, desesperada por la cantidad de alcohol que entraba a la feria, no les requisaba las botellas a los que las llevaban, sino que les daban botellas vacías de plástico para que echaran allí la bebida y que, por lo menos, no entraran con botellas de vidrio.

En una feria en un sitio como Majadahonda hay mil historias que contar, pero creo que es mejor que se queden allí, en la feria.

NO TE PIERDAS LOS ESPECIALES FIESTAS CRISTO DE LOS REMEDIOS 2016. SOLO EN PQM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s